Normas a seguir:

  1. Equipo de protección personal: Siempre usa equipo de protección personal al manipular la soda cáustica, como guantes de goma, gafas de seguridad, mascarilla, ropa de protección y calzado cerrado.
  2. Ventilación adecuada: Utiliza la soda cáustica en un área bien ventilada. Evita inhalar los vapores y asegúrate de tener ventilación adecuada para eliminar cualquier acumulación de gases.
  3. Manipulación segura: Manipula la soda cáustica con cuidado y evita el contacto directo con la piel. En caso de derrame, siempre usa herramientas apropiadas para limpiarlo.
  4. Almacenamiento seguro: Guarda la soda cáustica en un recipiente bien etiquetado y adecuado para su almacenamiento. Manténlo alejado de otras sustancias químicas y asegúrate de que esté seguro y fuera del alcance de los niños.
  5. Mezclas y diluciones: Siempre agrega la soda cáustica a agua fría y nunca al revés. Esto ayudará a evitar salpicaduras y violentas reacciones químicas. Evita mezclar la soda cáustica con ácidos u otras sustancias químicas sin conocimiento previo de las reacciones que pueden ocurrir.
  6. Eliminación adecuada: Nunca viertas la soda cáustica en el desagüe sin diluir y asegúrate de seguir las regulaciones locales para su eliminación segura. La soda cáustica debe ser tratada como un residuo peligroso y debe eliminarse de acuerdo con las pautas establecidas.